La adoración por la ropa interior usada…

20 de octubre de 2016 por Nerea Ortega | Posteado en Hablan expertos Factor Mujer, Nerea Ortega.

Liguero Factor Mujer

En estos últimos tiempos se ha hecho popular muchas páginas que vende la ropa interior usada de las personas que, evidentemente, quieren venderlas.
Este tipo de fetichismos cada día son más habituales y de fácil acceso para todo el mundo, como también cada vez más se intenta ofrecer una perspectiva más naturalizada de dichas prácticas. En este ámbito podemos encontrar diversos fetiches, cómo la hifefilia: el fetichismo de coleccionar prendas de ropa, objetos… o la misofilia que, a grandes rasgos, significa la atracción sexual por la ropa interior usada. ¿Los conoces? Vamos a hablar un poquito más de ello…

Para empezar, hay que recordar que, la hifefilia, no es un fetiche nacido en la actualidad, ya que muchas estrellas del cine, música etc.. han vendido sus prendas por diferentes razones o se han podido adquirir post mortem. Y en Japón en los ’80 ya se empezó a comercializar en tiendas específicas para ello llamadas Burusera y Namasera (la última se diferencia la “frescura e inmediatez” del contacto con la dueña de la lencería. Incluso se podían encontrar máquinas expendedoras de ropa usada. Así pues, no es de extrañar se haya ido expandiendo y lo siga haciendo. Hablamos de braguitas, cómo prenda más demandada, pero también se venden otras prendas como calzoncillos, calcetines, sujetadores, tacones y todo aquello que podamos imaginar. Por lo tanto abarca un sinfín de gustos y posibilidades para cualquier persona.

 

¿Porqué vender mi ropa interior y, además, usada?

 

Primero, porque es una buena herramienta de empoderamiento para toda aquella mujer (u hombre) que decida regalar, vender o simplemente darle un valor significativo a una prenda de ropa por el simple hecho de haberla llevado puesta ella misma. Se podría decir que es una buena herramienta complementaria para conseguir, también, una valoración y aceptación pública de ti mismx y un refuerzo a tu autoestima y seguridad emocional. Es por eso, que deberíamos rechazar la idea de que es un acto de sumisión, ya que si lo analizamos bien, refuerza todo lo contrario; un acto de libertad y poder.

Segundo, evidentemente, existe el tema económico, que puede interesarte sacar algún dinero extra con prendas que ya no les das utilidad.

 

Y.. ¿Porqué comprar ropa interior usada?

 

Por diferentes y múltiples razones, como el olor, la textura o la simple colección de las mismas. En realidad cada persona tiene una perspectiva diferente y es fácil encontrar a personas con distintas: personalidades, ritmos de vida, orientación sexual etc.. que deciden aventurarse a conocer el mundo de la ropa interior usada.

Si te han entrado ganas de saber más tienes un par de webs fantásticas que encontrarás fácilmente por Internet. Y, además, encontrarás a diferentes personas públicas que participan en la venta de su ropa interior. No te quedes con las ganas y descubre el fantástico mundo de la ropa interior usada.

Y, por si os lo estáis pensando, recordad que en la tienda de Factor Mujer encontraréis muchísima ropa interior perfecta para todas las ocasiones, como también ésta, así que no dudéis en echarle un vistazo y llevaros la que más os guste y si luego, después de usarla, os decidís ya sabéis que hay gente que estará encantada de adquirirlas.

¡Y ya sabéis; en la diversidad y la variedad está el gusto!

 

Nerea Ortega

El Placer es Mío.


Tags: , , ,


Responde y comenta el post