El poder de la masturbación by Silvia Catalán Ver más grande

El poder de la masturbación by Silvia Catalán

Llegaba la semana pasada una consulta al buzón de  sexologa@factormujer.com (al que podéis enviar todas las dudas que queráis), que, entre otras cosas, preguntaba lo siguiente:

“Me masturbo cada cuatro días, ¿es recomendable? ¿Es recomendable masturbarse?”

Más detalles

Como en prácticamente todo, la sexología no es una ciencia exacta, lo que a uno le puede ir muy bien, al otro le puede ir fatal. Pero lo que sí que sabemos, a ciencia cierta, es que la masturbación, en general, es una práctica muy recomendable, tanto para hombres como para mujeres.

¿Cada cuánto me masturbo?


Esto va a depender de muchos factores:

  • – De las ganas que tengas de hacerlo.
  • – De las posibilidades reales que haya para hacerlo (si estás todo el día rodeado de gente, es difícil que encuentres tu momento).
  • – De si te gusta hacerlo o no.
  • – De por qué lo haces (si lo haces para relajarte, para conocerte mejor, para pasarlo bien, para pasar el rato, para tener un orgasmo…)
  • – De tus creencias sobre el sexo y la masturbación.
En definitiva, cada persona debería poder elegir libremente y sin coacciones (ni propias ni de otro) cuándo quiere masturbarse y cuántas veces quiere hacerlo al día, a la semana, al mes o al año.
Existe la creencia, en algunas sociedades y culturas, que la masturbación (sobretodo la masculina) implica una pérdida de energía para quién la lleva a cabo. Para otras, el orgasmo, si no está orientado a la fecundación no es adecuado, por lo que la masturbación no se contempla como una opción.
A pesar de todos estos límites morales y religiosos, lo cierto es que la masturbación produce más beneficios que perjuicios.

Beneficios de la masturbación


  • – Te permite conocer tu respuesta sexual: si te haces el amor a ti mismo/a, te darás cuenta de las cosas que te gustan y de las que no. Podrás conocer cómo funciona tu cuerpo, y aprender a conseguir lo que necesitas.
  • – Te relaja y te ayuda a dormir: tiene un efecto sedante y relajante que afecta tanto al cuerpo como a la mente.
  • – Te hace estar más atractivo/a: como estás más relajado/a, duermes mejor, te conoces mejor y estás de mejor humor, todo esto se refleja en tu físico, en tu día a día.
  • – Te pone de buen humor: igual que en las relaciones sexuales compartidas, el orgasmo conseguido mediante la masturbación genera oxitocina y dopamina, las hormonas de la felicidad.
  • – En los hombres puede llegar a ser protector contra el cáncer de próstata: según un estudio realizado en 2003 en Australia, los hombres que eyaculaban 5 o más veces a la semana tenían menos probabilidades de contraer cáncer de próstata.
  • – En los hombres, mejora la movilidad de los espermatozoides: al renovarse más frecuentemente, los espermatozoides gozan de mejor salud y, por lo tanto, el hombre tiende a ser más fértil.
  • – Ayuda a que tus órganos sexuales estén en forma: como cualquier otra parte del cuerpo, cuanto más los ejercitemos, más en forma y más activos estarán nuestros órganos sexuales.
  • – En las mujeres: puede ayudar a prevenir infecciones urinarias, ya que se generan fluidos que ayudan a limpiar todos los conductos vaginales y a renovarlos.
  • – Potencia tu imaginación: mientras te masturbas, tu mente vuela e imagina toda una serie de imágenes o escenas eróticas para ti, por lo que estás poniendo en marcha tu imaginación y por lo tanto, ejercitando tu cerebro.

¿Cuándo puede ser contraproducente masturbarse?


En realidad, son pocas las ocasiones en las que masturbarse es poco o nada recomendable.
  • – No se debe hacer si existe una adicción a la masturbación y se está en proceso de tratamiento. Una adicción a la masturbación debe ser diagnosticada y tratada por un sexólogo, si tienes dudas sobre ello, acude a consulta y no lo dejes para más tarde.
  • – No se debería realizar si ha habido alguna intervención médico-quirúrgica que pueda afectarse por este hecho.
A mi no se me ocurren más situaciones en las que masturbarse pueda ser desaconsejable. En realidad, si es algo que te apetece, con lo que te sientes a gusto y con lo que disfrutas, no te cortes. ¡Hazlo!
Y no, ni te vas a quedar ciego/a, ni te van a salir pelos en las manos, ni vas a ser menos “potente” en tus relaciones sexuales, después de masturbarte. Todo eso son mitos completamente falsos.

Artículo escrito el 19 de enero de 2015 por Silvia Catalán - @SilCatNa ( sexóloga )


Opiniones de clientes

Comparte tu opinión o pregunta sobre El poder de la masturbación by Silvia Catalán

¿Qué productos compran los clientes tras ver este artículo?

Lo más visto en ayuda