Categorías

39uHMjIs_400x400.jpg

Verónica Vivero - Psicóloga/Sexóloga

Especializada en dependencia emocional y vinculaciones tóxicas. Colabora activamente con Factor Mujer, ofreciendo asesoramiento personalizado en la compra de productos eróticos, así como, formación, impartiendo talleres adaptados a las demandas del cliente. Con consulta propia en Barcelona, donde aborda principalmente conflictos de pareja, dependencia emocional y problemas sexuales. Twitter | facebook

Cómo recuperarnos tras un intervención de próstata

La glándula prostática juega un papel muy relevante en la reproducción del hombre.  Las intervenciones de próstata, cada vez son más comunes, sobretodo, a partir de los 50 años. Mucho se habla acerca de ella, pero sin embargo, sigue siendo una gran desconocida.

Veamos en qué consiste, qué función tiene en la sexualidad del hombre y, sobretodo, cómo podemos recuperarnos tras una intervención y cómo determinados complementos nos pueden ayudar a ello.

Qué es la próstata y qué función tiene

La próstata es un órgano de tipo glandular que se encuentra situado por debajo de la vejiga y que juega un papel muy importante en la función reproductiva del hombre. Del tamaño de una castaña y de unos 30 gramos de peso aproximadamente, su función principal es de vejiga secundaria, ya que, por un lado es el encargado de hacer presión para que el semen sea expulsado a través de la uretra, y por otro, es el encargado de cerrar el paso urinario para que está no se escape (la orina) durante el coito. Además, conjuntamente con las vesículas seminales se encarga de producir parte del esperma. En ciertos aspectos, podríamos decir, que es un conector y que además, tiene un papel relevante en la fertilidad ya que el líquido que produce, favorece la movilidad del esperma.

Se trata, así mismo, de una zona altamente sensible y erógena, ya que a través de su estimulación, el hombre puede fácilmente eyacular y sentir un gran placer.

La estimulación prostática se realiza a través del recto, si introducimos un dedo podemos fácilmente detectarlo, a unos 5 cm del ano.

Qué sucede al quitarla

La prostatectomia simple, es el nombre que recibe la extirpación de próstata. Está, generalmente suele realizarse para disminuir su tamaño, ya que, el  engrosamiento de la misma, dificulta la micción y otros aspectos que llevan asociados mayor propensión a infecciones de vías urinarias, posibilidad de hacer cálculos, dificultades para eyacular, así como, molestias varias que dificultan el día a día.  

Tras su intervención, la mejoría de vida de estas personas es altamente significativa, sin embargo, es común que puedan aparecer problemas de disfunción eréctil, donde en la mayoría de ocasiones, el 80% son de origen psicógeno y/o emocional frente a un 20% de tipo orgánico.

En el segundo caso, la terapia hormonal pautada por un médico es de gran utilidad en el primero, hablaremos más adelante de los complementos que pueden ayudaros.

Pasos a seguir para la recuperación

Se hace mucho hincapié en la importancia de tonificar el suelo pélvico de la mujer, pero apenas se habla de la del hombre.

El suelo pélvico son un conjunto de músculos, situados en la zona del bajo vientre, que se encargan de sostener y/o soportar los órganos internos, como la vejiga. Juegan un papel muy importante en la micción, ya que, su tonificación es un buen factor de protección frente a la incontinencia urinaria y también, en la calidad de los orgasmos, ya que favorece que las contracciones sean más intensas.

Mediante su tonificación, tras la operación prostática, vamos a conseguir favorecer más, la calidad de nuestras relaciones sexuales.

La forma de hacerlo es sencillo. Los ejercicios a seguir consisten en la contracción y/o relajación de los músculos pubococcígeos. Para hacerlo, el hombre primero puede probar con orina, probar de ir al lavabo y al hacer pis, cortar el pipí, de ese modo identifica el grupo muscular.

De hecho, son las mismas contracciones que se producen durante el orgasmo, aprendemos a hacerlas deforma voluntaria.

Mediante la contracción y relajación rítmicas a mayor y menor intensidad en función de la práctica.

Complementos que nos pueden ayudar

Afortunadamente en el mercado disponemos de un amplio surtido de complementos que pueden ayudarnos a adaptarnos tras una intervención prostática, algunas de ello son:

  1. Bombas de succión:

Donde se introduce el pene y mediante, un sistema de vacío no invasivo, nos va a ayudar a favorecer la erección, ya que introducimos pene en un dispositivo y en otro, generalmente de forma manual provocamos el vacío lo que hace que la sangre entre pero no pueda salir, produciendo una erección.

Tras la extirpación parcial o total de la próstata, ya hemos visto que uno de los efectos secundarios son las dificultades de erección.

2. Anillo estrangulador:

El anillo estrangulador puede ser otra alternativa altamente válida. Este se coloca en la base del pene y los hay de diversos modelos, algunos ya traen el tamaño de diámetro estipulado, en otras, el hombre puede graduar el nivel de presión. Este ayuda en dos cosas, en primer lugar, la erección se nota más acusada y en segundo es una buena herramienta para eyaculadores precoces ya que ayuda a retardar la eyaculación. 

3. Un arnés hueco:

Los arneses pueden ser otra herramienta a utilizar, ya que demás suelen dar mayor sensación de dominio y control en quien lo porta, en el caso del hueco, el hombre introduce el pene en el orificio donde está situado el dildo. Lo que le asegura una posible penetración.

¿A qué  profesionales puedo acudir para que me ayuden?

En caso de que tras las pautas indicadas no exista mejoría clínica, lo más importante es reconocer la problemática y sobretodo, no sentirse mal de buscar un profesional cualificado que pueda ayudarnos a gestionar emocionalmente este proceso así como dotarnos de pautas y estrategias para salir adelante.

Los profesionales de la sexologia, serán la mejor opción, ya que aparte de conocimiento médico y técnico de dicha especialidad, son psicólogos, y podrán ayudarnos a gestionar de forma emocional y empática esta situación.

No temas pedir ayuda si lo necesitas.