Descubre las fantasías de tu pareja by Maryasexora

Hola de nuevo, soy Maryasexora y estoy aquí para hablarte de uno de esos juegos de “mesilla de noche” que tanto me gustan: Fantasy Play. Un juego de mesa o de mesilla de noche, como yo los llamo, que te permitirá conocer las fantasías eróticas de tu pareja de una manera muy erótica-festiva a través de azotes, caricias, masajes, lametones… ¿Quieres saber de qué estoy hablando?

Más detalles

    Fantasy Play es un juego muy, muy completito para parejas. Aunque en la caja viene especificado que es un juego para hombre-mujer, yo creo que es bastante adaptable a cualquier tipo de pareja. Que eres chica y te sale una prueba de chico, pues intenta adpatarla o simplemente, coge otra carta. Piensa que las instrucciones son indicaciones, no es necesario seguirlas todas al pie de la letra. ¡Imagnación al poder!

    Aunque más adelante lo explicaré todo detalladamente y punto por punto, brevemente te puedo adelantar que el objetivo de Fantasy Play es encontrar la tarjeta fantasía que tu pareja ha escondido en alguna de las habitaciones que hay repartidas en el tablero. Los dos jugadores, antes de comenzar la partida, deben escribir en una tarjeta fantasía, la fantasía que les gustaría llevar a cabo. Luego, la tienen que esconder en alguna de las habitaciones temáticas (masajes, oral, juguetes, besos…) que hay repartidas a lo largo del tablero.

    El primero que encuentre la tarjeta de su pareja gana el juego y podrá satisfacer la fantasía oculta de su pareja. Como esta carta se encuentra oculta en alguna de estas habitaciones temáticas, para encontrarla y llegar hasta ella, no queda más remedio que pasar por un largo peregrinaje de pruebas llenas de caricias, besos, masajes… hasta dar con la carta. Suena muy bien, ¿verdad? Pues es aún muchísimo mejor cuando se juega.

    Contenido de Fantasy Play


    1. Tablero. Este tablero se divide en una serie de casillas blancas, azules con interrogaciones, verdes y rojas. Por último, en los laterales del tablero se encuentran las enigmáticas “habitaciones del placer”.
    2. 2 fichas. Son dos chapitas o botones, en una viene la figura de un hombre y en la otra se representa a una mujer. Vuelvo a repetir que aunque venga especificado de esta manera, se puede jugar tanto hombre-hombre, como mujer-mujer. Puede que estos pequeños detalles echen para atrás a alguien, pero piensa que las pruebas están pensadas tanto para hombres como para mujeres. Es fácilmente adaptable.
    3. 2 dados. Aquí no hay mucho que explicar…
    4. vibrador. Yo diría que es un señor vibrador medio realista (con sus venas y todo) de unos 22 cm de largo por unos 4 cm de ancho. Mi consejo: lávalo un poquito con agua antes de cada partida porque suele coger pelusilla.
    5. Esposas metálicas. Si es la primera vez que juegas con esposas, ten cuidado porque son de metal y si te emocionas demasiado, puedes apretarlas más de la cuenta y hacerle daño a tu pareja. Dato a tener en cuenta: en los laterales encontrarás una pequeña pestaña de seguridad que te permitirá abrirla sin necesidad de la llave. Recuérdalo porque se te puede perder la llave o te las puedes quietar tú mismo en caso de que te agobies con ellas puestas.
    6. Aceite de masaje. En el ejemplar que recibí de Factor Mujer, eran dos dosis de 10 ml de aceite de masaje con caviar y aroma a fresa y cava. ¿Qué te parece? Yo aún no los he estrenado porque, sinceramente, tal manjar lo estoy reservando para alguna otra ocasión especial. Como he dicho, en el Fantasy Play que tengo bajo mis dominios, el aceite viene en este formato. He visto que en otras versiones del juego, no sé si más antiguas o versiones más nuevas, este complemento puede venir como frasquito de 60 ml.
    7. preservativo de sabor. Preservativo de la marca Amor de sabor fresa. Por si no los conoces, Amor es una marca de preservativos de fabricación alemana de alta calidad y muy fiables, como casi todo lo que hacen los alemanes. (Ahora mismo me siento como si estuviese vendiendo un coche… jeje)
    8. Lubricante de sabor fresa. En mi juego, venían dos dosis de 4ml de lubricante con base acuosa de sabor a fresa y con aloe vera. Esto se traduce en que además de tener un punto de hidratación extra por el efecto del aloevera, al ser de agua, es perfectamente compatible tanto con el vibrador como con el preservativo. Por si no te acuerdas, no todos los lubricantes son compatibles con todos los juguetes.
    9. 1 pluma pequeñita y muy suave. Mi consejo es que la mantengas alejada del vibrador porque se le puede pegar algún pelillo.
    10. 1 reloj de arena. Algunas pruebas las tienes que realizar durante un tiempo determinado, lo que dure el reloj.
    11. 135 tarjetas de las “habitaciones del placer”. Hay 9 tipos de habitaciones y cada una de ella cuenta con 15 tarjetas de pruebas enfocadas a su temática: masajes, oral, juguetes, sado, besos, posturas, anal, voyeur y sorpresa.
    12. 80 tarjetas de pruebas. Estas tarjetas marcan las pruebas que hay que realizar cuando se cae en alguna de las casillas rojas.
    13. 80 tarjetas de preguntas. Estas son las preguntas que hay que responder cuando estamos en las casillas azules.
    14. 51 tarjetas de crédito. Estas tarjetas se pueden cambiar a lo largo del juego por bebidas o por alguna prenda de tu pareja.
    15. 18 tarjetas de fantasía. Antes de empezar a jugar, tienes que escribir en esta tarjeta la fantasía que te gustaría llevar a cabo. Mi consejo: escríbelo con lápiz, de esta manera luego lo podrás borrar y te podrán durar más estas tarjetas. Que la vida está muy mala y hay que ahorrar…

    Caja abierta del Fantasy Play

    Como consejo se sugiere que se tenga a mano alguna bebida (para las casillas de bar) y algunos otros complementos para algunas pruebas como: cubitos de hielo, nata, pintalabios…

    ¿Cómo se juega a Fantasy Play?


    Dinámica

    1. Cada uno escribe su fantasía en una de las tarjetas de fantasía y la esconde, sin que el otro jugador la vea, entre las tarjetas de cualquiera de las nueve habitaciones temáticas. Como te puedes imaginar, cada taco de tarjetas de habitaciones se colocará en el dibujo de la habitación que corresponda. Es decir, las tarjetas de la habitación del sado se ponen en la casilla de la habitación sado, las del beso en la del beso y así con las nueve habitaciones.
    2. Ambos jugadores lanzan el dado y el que tenga la puntuación más alta, comienza. Cada uno puede empezar por la casilla que le de la gana, siempre y cuando sea blanca. El tablero no está numerado ni hay ninguna indicación de por donde ir, cada uno puede moverse como quiera dentro del tablero (a la izquierda, a la derecha, arriba o abajo), eso sí, sólo podrá avanzar el número de casillas que le marque el dado. Básicamente, como en cualquier juego.
    3. Los propios jugadores son los que marcan la dinámica del juego porque son ellos los que deciden por donde moverse y en qué habitación entrar.
    4. Cuando se cae en una casilla blanca, no ocurre nada, pasa turno al siguiente. En las casillas de color rojo, hay que coger una de las tarjetas pruebas y llevarla a cabo. Ejemplo: “Pon la cara que haces cuando tienes un orgasmo.”
    5. Las casillas azules son las de pregunta, la hace el jugador que no ha tirado el dado para que la responda el que está en su turno. Ejemplo: ¿Qué es una felación?”
    6. Tanto si se realiza la prueba satisfactoriamente, como si se responde bien a la pregunta, se gana una tarjeta de crédito. Estas tarjetas se pueden cambiar por consumiciones al caer en las casillas verdes, las de bar. Cada consumición son dos créditos.
    7. Las habitaciones. Recuerda que en alguna de estas 9 habitaciones, tanto tú como tu pareja habréis escondido previamente vuestra carta fantasía. Estas habitaciones son temáticas y las pruebas que hay que realizar en ellas dependerán de esa temática:

    Habitaciones

    1. Habitación de masajes: Explorarás cada rincón del cuerpo de tu pareja a través de estas pruebas. Ejemplo: Túmbate y, con la ayuda de la pluma, tu pareja te maseajeará el pecho durante el tiempo que dure el reloj. Muy sugerente, ¿verdad?
    2. Habitación oral: Se dará buen uso de la boca y los labios… Ejemplo: Tu pareja te lamerá desde los pies hasta el cuello.
    3. Habitación del beso: ¡A besar se ha dicho! Ejemplo: Tu pareja te besará despacito todo el cuello, en el tiempo que dure el reloj.
    4. Habitación de las posturas: De esta habitación te costará salir. Ya sabemos que una vez que empezamos, hay que tener bastante fuerza de voluntad para parar y continuar con la búsqueda de la carta fantasía. Como te puedes imaginar, tendréis que poner en práctica la postura que venga marcada en la carta.
    5. Habitación del sado: Una toma de contacto muy light del placer a través del dolor. Ni que decir tiene que si lo que sale en la carta no quieres ponerlo en práctica, se coge otra y aquí paz y después sexo. Los límites los ponéis entre los dos y lo podéis adaptar como queráis. Ejemplo: Tu pareja te esposará una muñeca al tobillo contrario y te azotará 5 veces en el culo. ¿Quién ha sido malo?
    6. Habitación anal: De nuevo, una manera light de iniciarse en el placer anal. Como acabo de decir, si algo no te gusta, se pasa a la siguiente carta y listo. Aquí estamos para jugar y disfrutar y cada uno marca hasta donde está dispuesto a llegar. Ejemplo: Debes lamer el ano de tu pareja mientras estimulas sus genitales con tus manos.
    7. Habitación voyeur: Un deleite para la vista… Ejemplo: Mastúrbate frente a tu pareja y simula un orgasmo.
    8. Habitación de los juguetes: ¡A jugar de verdad! Ejemplo: Tu pareja jugará con el vibrador por encima de tu vello púbico.
    9. Habitación sorpresa: Puede ser una prueba de cualquier temática anterior. Ejemplo: Tu pareja te pasará el vibrador por los pezones durante 30 segundos.

    Gana quien encuentre la carta fantasía de su pareja. En tus manos está ya llevarla a cabo o no. De todas formas, si no se consigue la carta, tampoco pasa nada, de hecho, yo aún no la he encontrado.

    Todas las tarjetas, juguetes, preservativo, lubricantes, plumero, etcétera del Fantasy Play distribuidos sobre el tablero de juego.

    Tablero y elementos del Fantasy Play

    Mi experiencia con Fantasy Play


    Sobresaliente. Muy recomendable.

    Fantasy Play es un juego muy completo, muy divertido y altamente erótico. Lo bueno de este juego es que el ritmo lo marcas tú. Tú decides la habitación en la que quieres entrar y cuando. Como he dicho, yo dejaría la habitación de las posturas para el último momento porque una vez que te pones, normalmente se acaba el juego ahí.

    Las normas las marcas tú tambien. Tú decides si una prueba la quieres hacer o no, o si la quieres llevar a cabo pero modificando algo. El objetivo marcado en el juego es encontrar la carta de fantasía, pero el objetivo real es el puro placer.

    Es un juego para disfrutarlo, para dedicarle tiempo, no está diseñado para unas prisas, para algo rapidito. No, está pensado para que te deleites con tu pareja. Para entretenerse y dejarse llevar por el placer de los besos, masajes, potencia de las vibraciones… Vuelve a disfrutar jugando. Descubre esa fantasía erótica de tu pareja de la mejor manera posible, a través de caricias, besos, lamentones, azotes… Y si no la descubres (como yo) ¡no pasa nada! Se vuelve a jugar otro día y otro y otro…

    Dentro de los “juegos de mesilla de noche” como yo llamo a estos juegos de mesa de pareja, el Fantasy Play es uno de los más completitos que existen. Es muy difícil que alguien no caiga rendido ante los encantos que ofrece este juego. Deja el listón muy alto para el resto.


    Review escrita el 16 de junio de 2016 by Maryasexora (psicología y sexualidad) ganadora del 100% de los puntos en el programa de reviews.

    Opiniones de clientes

    Comparte tu opinión o pregunta sobre Descubre las fantasías de tu pareja by Maryasexora

    ¿Qué productos compran los clientes tras ver este artículo?

    Lo más visto en