Lubricantes: tipos y para qué podemos usarlos

20 de mayo de 2016 por Nerea Ortega | Posteado en Cosmética, Hablan expertos Factor Mujer, Nerea Ortega, Opiniones, Otros, Reviews de productos.

Hoy me gustaría hablar sobre los tipos de lubricantes y para qué podemos usarlos, ya que es importantísimo conocer las ventajas e inconvenientes que podemos encontrar en cada uno de ellos. Tened en cuenta que no trataré de convencer a nadie de una marca u otra, simplemente informar para poder conocer qué producto estamos utilizando y cómo.

Como no, voy a empezar por mis predilectos, los lubricantes con base de agua, son fantásticos para utilizar con todo tipo de juguetes eróticos y además para aquellas y aquellos amantes o indicados al sexo anal, hay que decir que es idóneo. ¡Además, y para mi es genial, es un producto que no mancha!! Peeero, hay que tener en cuenta ciertas obviedades así que, por favor, no los utilicéis en plan sirenita, ya que al ser de base acuosa se diluyen con el agua. Y ya que hablamos de sumergirnos, para esas ocasiones siempre podemos utilizar los lubricantes a base de silicona, que a parte de no diluirse tampoco se secan cuando los utilizamos fuera del agua, y esto tiene una explicación totalmente lógica y es que la silicona tiene moléculas más grandes y por lo tanto no son absorbidas por los poros de la piel, por lo tanto, es una buena opción para todas aquellas personas que tengan la piel sensible. De estos lubricantes, también hay un consejillo a tener en cuenta, que no siempre los fabricantes lo especifican, y es que estos lubricantes no son compatibles con los juguetes que utilizamos habitualmente hechos de silicona, piel sintética o cyberskyn. ¡Así que si lo que pretendéis es jugar con vuestros juguetes utilizar otro tipo de lubricante!! Y ya que hablamos de juegos y juguetes podemos puntualizar el lubricante comestible para darle un punto afrodisíaco y divertido al sexo oral.

También es interesante tener en cuenta que siempre tenemos el acceso a lubricantes retardantes que alargan el placer, los excitantes para aquellos y aquellas que quieran intensificar el momento y sobretodo hay específicos para las personas que tienen reacciones alérgicas a otros lubricantes, son los hipoalergénicos, que también son utilizados comúnmente en medicina; éstos no contienen ni parabeno ni glicerina. ¡Ah! Y por supuesto, no nos podemos olvidar para aquellas personas que tengan más en cuenta la procedencia de los artículos a base de productos naturales, que existen los lubricantes naturales a base de aceites de diferentes propiedades de oliva, almendra, semilla de uva y un largo ectétera, pero estos hay que conocer bien su procedencia y también recordar que no son compatibles con los preservativos de látex.

Por último, pensad que no es lo mismo lubricante que aceite de masaje, cada producto cumple unas funciones, y estos últimos, como su nombre indica, sirven para masajear zonas del cuerpo externas, no para la estimulación de zonas genitales, así evitamos infecciones y posibles irritaciones en la piel.

Así que ya sabéis, no dudéis en hacer uso de los lubricantes ya que tenemos la suerte de tener diferentes tipos adaptándose cada uno a las necesidades del momento y la situación que determinemos. Y si, finalmente, os surgen algunas dudas, contactad con un especialista para que os oriente y disipe cualquier pregunta que tengáis sobre el tema.



Responde y comenta el post